jueves, 4 de marzo de 2010

Personajes importantes del Estado de México ........ Felipe B. Berriozabal


Originario de Zacatecas, Felipe Berriozábal nació en 1829; quedó huérfano siendo aún muy joven, por lo que pasó por serios problemas económicos. Estudió en la Escuela Nacional de Ingenieros, pero abandonó sus estudios para combatir a los norteamericanos durante la guerra con Estados Unidos.

Concluida la guerra, Berriozábal regresó a la escuela y se tituló en 1849. Ejerció su profesión de ingeniero, elaborando los planos de los estados de México y Tlaxcala; participó en los trabajos para desecar el Lago Lerma y en la canalización del río del mismo nombre.

Realizó las obras para evitar las inundaciones que la ciudad de Toluca sufría cada vez que se precipitaba el agua del Nevado; también determinó los límites entre el estado de México y Michoacán.

Como militar participó en la Revolución de Ayutla, que derrocó a la dictadura del presidente Antonio López de Santa Anna, tomando la plaza de Toluca en 1856.

Berriozábal sobresalió por su connotada participación durante la Guerra de Reforma (1858-1861) entre liberales y conservadores. En 1858 atacó la ciudad de México y en abril de 1859 se enfrentó en Tacubaya a los conservadores, dirigidos por Leonardo Márquez y Miguel Miramón.

Sobresalió por la toma de Celaya, registrada el 17 de mayo de 1860, misma que logró después de tres horas de ataqué, con la captura de 300 hombres, entre los que se encontraban varios jefes y oficiales conservadores; así como también se apoderó de una gran cantidad de armas y pertrechos de guerra.

Berriozábal estuvo con el general Manuel García Pueblita en la toma de Guanajuato, en donde permaneció hasta el 3 de junio de 1860. En la última semana de noviembre de 1860, Berriozábal tomó Toluca, con dos brigadas y 14 piezas de artillería; pero la madrugada del 8 de diciembre Miramón, acompañado de Miguel Negrete, se dirigió a Toluca, siguiendo el camino del Mayorazgo.

Para confundir a los liberales, el general conservador vistió a sus soldados con los uniformes de aquellos y la estratagema no falló: alrededor del medio día del 9 de diciembre, Berriozábal presenció sorprendido la llegada de Negrete, que a galope veloz se dirigía a la plaza de armas de Toluca.

Negrete y sus hombres se apoderaron de la artillería y de la caballería casi sin disparar un tiro, a lo cual Berriozábal resistió desde las alturas del convento de San Francisco, pero agotado el parque se rindió junto con 36 jefes y oficiales, más 401 hombres de la tropa.

A esa derrota le siguió la del templo de Carmen, en donde Mariano Miramón, hermano de Miguel, tomó prisionero al batallón liberal y se apoderó del armamento, incluyendo ropa y comida. Entre los prisioneros estaba Berriozábal, acompañado de Santos Degollado y Juan Govantes. Pese a las ordenes dadas por Miramón al general Márquez para que fusilara a los prisioneros, afortunadamente para los liberales dicha orden no se cumplió.

Durante la Intervención Francesa, Berriozábal destacó por su brillante actuación al participar en la famosa Batalla de Puebla, del 5 de mayo de 1862, con una columna de mil hombres que heroicamente reforzaron los fuertes de Loreto y Guadalupe.

Tiempo después cayó prisionero, pero logró huir para unirse con Juárez el 24 de marzo de 1863 y ocupó el Ministerio de Guerra y Marina del 26 de mayo al 18 de agosto de 1863. Posteriormente fue gobernador de Michoacán; comandante militar de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; fue nombrado general en jefe del ejército mexicano y gobernador del estado de México.

Dos veces más ocupó el Ministerio de Guerra, del 31 de octubre al 24 de diciembre de 1876, durante el gobierno de José María Iglesias, y con Porfirio Díaz desde el 20 de marzo de 1896 hasta su muerte, acaecida en la ciudad de México el 25 de enero de 1900.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada